LLAMADOS PERO NO ESCOGIDOS

Jesús enseñó principios de su reino y todo aquel que los practica goza de sus beneficios. 
En Mateo 22: 1-14 nos narra la historia de un rey que se indignó ante la mala actitud de aquellos que habían sido invitados a la boda de su hijo, a los cuales desechó para que ya no asistan a la boda, y mandó a sus siervos ir a las esquinas de los caminos e invitar a todo aquel que pasaba por ahí. La narrativa termina con estas palabras del rey: “muchos son los llamados pero pocos los escogidos”. 
Para explicarnos mejor pondremos de ejemplo la educación.La constitución peruana nos dice que todo ciudadano tiene derecho, entre otras cosas también, a la educación (centrada o enfocada en la educación académica). Ahora, entendemos por esto que todos los peruanos y futuros peruanos somos predestinados a ser educados. En Juan 3:16 se nos dice que de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su único Hijo, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Entonces siguiendo esta verdad nos damos cuenta que pesa una invitación sobre todo ser humano, nacido y por nacer. La invitación a vivir junto a Dios la vida eterna. Por lo tanto como consecuencia lógica podemos decir que todo ser humano está predestinado a vivir la vida eterna con Dios por medio de la invitación que es el mismo Cristo, como corrobora y afirma Juan 6:40. Entonces, volviendo al ejemplo de la constitución, todo peruano tiene derecho a la educación, pero no todo peruano accede a este derecho, tal y como sucede con algunas etnias y/o zonas rurales donde la educación académica aun no llega o es muy difícil acceder a ella. Lo mismo sucede con la invitación divina de vivir la eternidad con Dios, pues existen zonas en el planeta que desconocen de esta invitación ya sea porque aun no llega a ellos o porque es muy difícil hacerles conocer dicha invitación.
De los peruanos que sí tienen acceso a la educación observamos tres tipos:
1. Los que tienen acceso pero no acceden: En algunas zonas rurales o periferias urbanas los padres o tutores de los menores no los envían a alguna institución educativa ya que para ellos es una pérdida de tiempo, porque piensan que es una actividad poco o nada provechosa, por lo tanto prefieren mandarlos a trabajar desde muy temprana edad. En este grupo también hay aquellos que sí han sido matriculados en algún centro educativo pero que escasamente asisten y casi nunca se les ve en el aula de clases. Para este tipo de personas es también aburrido, molesto y feo asistir a clases, prefieren vagar o en muy minúsculos casos prefieren por su propia cuenta trabajar. Como consecuencia de esto pierden el año, lo repiten, abandonan el centro educativo y en su mayoría se vuelven en parásitos de la sociedad y/o infractores de la ley.
Así también en estos tiempos actuales y en esta parte del mundo la invitación divina es accesible y está dada para todos, pero no todos quieren acceden a ella. A este tipo de personas les parece poco o nada provechoso, y mejor se dedican a hacer otras cosas y no tienen el más mínimo interés sobre la invitación. También en este tipo de personas hay aquellos que tal vez nacieron en cuna cristiana pero que les molesta, aburre y les parece feo aceptar la invitación que sus padres o tutores abrazaron. Este tipo de personas viven sus vidas a su antojo, rechazan la invitación y se deleitan infringiendo la ley divina (Éxodo 20: 1-17). En la educación este grupo es una minoría, sin embargo en lo espiritual las personas que rechazan la invitación divina son muchas.
2. Los que tienen acceso pero solo van por cumplir: Es ese tipo de personas que asisten a cualquier centro educativo por complacer a sus padres o tutores, ya que si no lo hicieren así pueden terminar siendo castigados físicamente o con prohibiciones y restricciones. Este grupo asiste, pero sus notas rozan con lo desaprobatorio o no pasan del promedio regular. Casi nunca tienen un calificativo alto y ni pensar que puedan tener alguna mención honrosa o algún diploma de algo. En este grupo de personas también hay las que usan su centro educativo como escape de la realidad de sus hogares o porque su vida social está ahí. Son expertas en reinventar métodos para copiar eficazmente en el examen. En su grupo de trabajo son las que menos aportan pero más exigen, y en el día de la exposición o se les suele ver intentando aprender lo que no estudiaron en todo el semestre, o simplemente no asisten a la exposición porque justo ese día amanecieron con un “extraño” dolor de barriga o cabeza y una fuerte fiebre sin temperatura. Pero eso sí, con tal que no sea estudiando, cualquier método para pasar de año es permitido y válido, desde ingeniosas formas de plagio hasta las compras de rifas a los profesores. Los que fracasan en copiar y no cuentan con el dinero para las rifas terminan repitiendo el año una y otra vez. Y es una constante que se repite en el colegio y en el instituto o universidad. Es este grupo el que no tiene nada claro en la vida, porque es su propósito estudiar por cumplir y no por avanzar. Muchos de ellos en la vida adulta son desempleados sin oficio ni beneficio, si han terminado su carrera están ocupados en cualquier cosa, menos en lo que estudiaron y si ejercen seguramente están dentro de lo mediocre ya que sin corrupción no pueden alcanzar nada. La mayoría de las personas que optan por recibir la invitación de Dios están en este grupo. Y ya que el aceptar la invitación implica ser parte del cuerpo de Cristo, ellos asisten a una iglesia; algunos, por complacer a alguien, ya sea a sus padres o tutores o a las personas que quieren conquistar o ya conquistaron. Otros lo hacen porque ya nacieron en ese ambiente y su mayor círculo social se encuentra ahí, por lo cual muchas de estas personas no abrazan la invitación, pero sí saben de memoria el mensaje que les invita a aceptarla.
También hay un buen grupo que ha aceptado la invitación divina o es parte de alguna comunidad cristiana porque equívocamente piensa que aceptar a Cristo les exonera de problemas, enfermedades o dificultades en esta vida, tienen el errado pensamiento de reducir el reino de los cielos al vil comercio de los mercaderes de la fe. Este tipo de personas son los bien llamado “tibios espirituales”, personas que nunca crecen en el evangelio de Cristo y si lo hacen es de manera torcida. Se saltan etapas, hacen trampa y aunque parezcan parte del cuerpo de Cristo o parte de la comunidad cristiana, no lo son. Este tipo de personas son extremadamente peligrosas pues causan divisiones, son experimentados guías de pecado, listos para realizar un tour vivencial a cualquier tipo de pecado. Por este tipo de personas es que usualmente el nombre de Cristo es blasfemado y tomado en poco, también es por este tipo de personas que los cristianos son tomados como gente vil y despreciable, como fantoches y simplones.
3. Los que tiene acceso y le sacan provecho: Ellos desde pequeños aun no entienden la gran importancia que la educación dará a sus vidas futuras, pero aun así se aplican al estudio. Son los que por lo general terminan haciendo gran parte o todo el trabajo grupal. Muy escasamente sacan alguna nota promedio ya que casi siempre sus calificaciones son altas. Ellos sacan diplomas todos los años y tienen menciones honrosas. Los dos tipos antes mencionado son los que les extorsionan o les hacen bulling por nerds. Estas son las personas que pueden sacrificar un momento de juego por estudiar para un parcial. Que pueden sacrificar hoy muchas cosas para que mañana las puedan disfrutar más y mejor. Son estos tipos de personas los que logran puestos importantes en el área donde desempeñan sus profesiones, son estos tipos de personas que en su mayoría son exitosas secular y socialmente. Llegan a ser los jefes o empleadores de los dos primeros tipos mencionados. Son personas que llegan a cumplir casi todas sus metas y propósitos seculares. En este grupo son escasas las personas que fracasan. Espiritualmente este tipo de personas son las que abrazaron la invitación de Dios con todo su corazón, que no están para perder el tiempo viviendo vanidades, sino que su mayor y único propósito en la vida es que Dios utilice todo lo que en ellos pueda ser utilizado, para que otras personas también reciban la invitación y tengan la oportunidad de abrazarla. Son las personas que se aplican en la oración, en el ayuno y en la meditación de la Palabra. Son personas que están dispuestas a sacrificar hasta su propia vida por ser participes de aquella sublime invitación. Es por este tipo de personas que Dios obra en milagros, sanidades y prodigios en el mundo de los mortales. Y son escasos los que llegan a fracasar y abandonar la invitación. También pueden caer en el orgullo de creerse los únicos instrumentos de Dios, pero de esto son escasos.
Entonces, estos tres tipos de personas son llamados a pasar la eternidad con Dios, pero algunas están más cerca que otras de lograrlo, y los que lo logran son los elegidos, no de una manera arbitraria sino por su constancia y perseverancia después de aceptar a Cristo como único mediador entre Dios y los hombres. La salvación no es por obras, pero sí somos salvos para hacer buenas obras, obras dignas de arrepentimiento. Jesucristo puede demorar en regresar para llevar a su iglesia, pero al hacerlo llevará a los que perseveraron hasta el final, los que constantemente mantuvieron limpias sus vestiduras acercándose al Trono de la gracia. Así es que el principio bíblico de muchos son los llamados pero pocos los escogidos se aplica a todas las áreas de la vida. Muchos son los llamados a conocer algo por medio del estudio, pero no todos llegan a conocer cabalmente lo que promediamente deberían aprender. Solo los que se esfuerzan logran aprender algo y seguir aprendiendo. Quien es elegido como ganador del Oscar no lo es por un capricho egoísta de cualquier hijo de vecino, sino que es por haber sobresalió de los demás actores en su interpretación. Cuando hay examen para obtener alguna plaza de trabajo muchos son los llamados para obtener dichas plazas, pero solo los que se esfuerzan más que los demás pueden obtener la plaza y llamárseles elegidos. Entonces TODOS SOMOS LLAMADOS a la invitación de pasar la vida eterna con Dios, TODOS SOMOS LOS LLAMADOS a cumplir nuestro propósito en la tierra, TODOS SOMOS LLAMADOS a conquistar nuestro entorno para el reino de los cielos, TODOS SOMOS LLAMADOS a hacer excelentes profesionales, TODOS SOMOS LLAMADOS a conquistar a la chica de nuestros sueños... en fin... TODOS SOMOS LOS LLAMADOS pero sólo pocos son los que lo logran, LOS ESCOGIDOS.

1 comentario:

António Jesus Batalha dijo...

Ao passar pela net afim de encontrar novos amigos e divulgar o meu blog, me deparei com o seu que muito admiro e lhe dou os parabéns, pois é daqueles blogs que gostaria que fizesse parte de meus amigos virtuais.
Se desejar visite o Peregrino E Servo. Leia alguma coisa e se gostar siga, Saiba porém que sempre vou retribuir seguindo também o seu blog.
Minhas cordiais saudações,Muita Paz de Jesus.
António Batalha.
http://peregrinoeservoantoniobatalha.blogspot.pt/